NOTICIAS

Víctor Varela: "Toca limpiar la cabeza y construir ilusión"

"Ha sido un año muy duro. Todos hemos sufrido, los que más nuestra afición, no tengo ninguna duda", recalcó el directivo albacetista.

01/06/2021 13:22

Aprovechando la presentación de Alfonso Serrano como Director Deportivo, el Vicepresidente y CEO de nuestra entidad repasó la actualidad albacetista, que pasa inevitablemente por los preparativos de la próxima temporada, la Primera RFEF y su configuración. “Todos los aspectos se resolverán en breve, hay una reunión en las próximas horas y tendremos la posibilidad de tener información de primera mano. Hay que esperar y conocer en profundidad el proyecto de la federación”.

“No va a haber una diferencia sumamente importante entre nosotros y el resto de equipos. Con lo único que nosotros contaremos, que otros equipos no, será con la ayuda al descenso. Partimos en una competición en la que todos seremos iguales. Tenemos un legado, una tradición y una historia que nos hace salir a competir por nuestro escudo y nuestra ciudad, pero sería un gran error perder la humildad. Hay que competir sabiendo que es una categoría muy complicada y este año en esa Segunda B con tantas variantes lo hemos visto. Habrá que salir con ambición, hambre y ganas, teniendo en cuenta que las diferencias entre equipos no será muy grande”, continuó.

Un curso en el que el Alba espera, al fin, recibir de nuevo a su fiel afición en las gradas del Carlos Belmonte. En los últimos meses hemos barajado los diferentes escenarios. Se hablaba de que incluso se podría acabar la temporada con público y en una de las prioridades que tenemos es el regreso de nuestra afición al Carlos Belmonte, que es un hito muy importante por muchos motivos. En breve habrá una reunión con la Federación para enfocar esta nueva categoría y habrá más información”.

Nuestra idea es sacar campaña de abonados y abrir las puertas del Carlos Belmonte al público, más allá de que hay que evaluar cómo transcurre esta pandemia y cómo van los procesos de vacunación”, afirmó.

Y no titubeó a la hora de hacer, una vez más, autocrítica sobre lo acontecido esta temporada. “Las decisiones equivocadas que nos han llevado a esta situación son muchas. No me parece justificado hacer un ejercicio de concreción, pero eso no quiere decir que no lo reconozcamos. Tenemos que asumir nuestra responsabilidad. Cuando salgo aquí, lo hago representando al Albacete, que está por encima de todos, y no debo señalar a nadie. Creo que no sería elegante y no se ajustaría al señorío y la historia de este club".

“El ejercicio de autocrítica es absoluto, hasta el punto de que se ha cambiado totalmente el área deportiva y se han tomado decisiones a nivel interno. Somos una consecuencia de los errores cometidos, los tenemos que asumir y aprender de ellos para que no vuelvan a ocurrir”, recalcó.

Y por último lanzó un mensaje de cara al nuevo curso. “Todos hemos sufrido, los que más nuestra afición, no tengo ninguna duda. También los gestores, ha sido un año muy difícil, incluido para los que ya no están. Ha sido un curso muy duro. Ahora toca limpiar la cabeza, abstraerse de toda la negatividad que hemos generado y vivido y empezar a construir ilusión. La gente que viene al proyecto ha de ver que somos un equipo que tiene hambre, tiene ganas y que va a tener a un club y una ciudad que les va a apoyar”.