Home

La anáfora del Belmonte

El Alba quiere repetir emoción y conexión con el Belmonte para enfatizar en todo lo positivo que se está viendo las últimas jornadas

El Albacete busca reafirmarse en casa tras el desliz en Ferrol

Al Alba le apetece especialmente este partido. Le apetece volver a casa. Le apetece sacarse la espinita que dejó el florido partido en Ferrol. Le apetece reafirmar su emocionante conexión con la afición y le apetece hacer gárgaras para quitarse el mal sabor de boca que dejó la agridulce derrota en tierras gallegas.

Si algo había común estos días en el vestuario es que llegase cuanto antes el partido. Nos apetece fútbol”, resumió a la perfección Rubén Albés en la previo del choque de esta tarde.

Y fútbol habrá en el Belmonte. A espuertas. Desde las 18:30h, el cuadro blanco recibe en casa al filial amarillo para abrir así la 19º jornada de LaLiga Hypermotion.

Un partido atractivo entre dos rivales igualados. Solo un punto les separa y vienen con dinámicas parejas. El mini submarino cuenta con 20 puntos en el casillero y moral en la mochila tras la valiosa victoria del pasado lunes ante la SD Eibar (1-0)

Un filial muy filial pero con muchas cosas que no son de filial. Con el talento propio de los equipos en formación, tiene jugadores de experiencia y con capacidad de desequilibrio que les hace peligrosos ante cualquier rival y situación.

Y la situación es tarde de Belmonte, en la cual el Albacete se siente cada vez más a gusto. Con los ecos de la emoción del último triunfo en casa y la cacofonía de la derrota en Ferrol, el equipo quiere dar voz a los aspectos positivos vistos en las últimas semanas ayudado por los gritos de ánimo de su hinchada.

Una grada henchida de orgullo incluso en la derrota que sabe importancia del encuentro de hoy.